5 cosas que debemos tener en cuenta antes de ser padres

ser padre

A la mayoría de nosotros nos encantan los bebes. La experiencia de ser padres es algo increíblemente llamativo, por no decir uno de los objetivos principales en la vida de las personas. Querer y educar a una persona a la que tú mismo diste la vida es increíble, indudablemente. Si te ha llegado ese momento en el que te planteas seriamente tener un hijo, te proponemos pensar fríamente en ello antes de tomar una decisión de gran importancia:

  • El orden: si eres uno de esos maniáticos del orden y la limpieza debes saber y asumir de antemano que un pequeñín cambiará todos tus esquemas, convirtiendo tu casa en algo bastante distinto de lo que es ahora. Ya no podrás dejar cosas frágiles ni de valor al alcance, deberás vigilar cada esquina de tu casa controlando que no haya nada peligroso para el niño, y por supuesto, no creas que todo va a estar siempre resplandeciente como hasta ahora.
  • El sueño: ¿eres de esos dormilones que dan un gran importancia a las horas de descanso? Si tienes un bebé, ve mentalizándote de que tus horas de sueño van a dar un giro estrepitoso. Probablemente pases bastantes noches durmiendo no más de 2 horas seguidas, preocupado constantemente por el motivo de los lloros del crío, por si hay que cambiarle el pañal, por si tiene que comer…etc.
  • Intimidad con tu pareja: vivir con tu pareja es cómodo y sencillo, además de que el tiempo a solas suele ser tiempo de calidad. Todos sabemos a qué nos referimos. Ten por seguro que la llegada de un bebé afectará a ese tiempo de intimidad, por lo que debes tenerlo muy en cuenta.
  • Independencia: si eres de esas personas a las que les encanta vivir sin ataduras, viajar, pasar tiempo consigo mismos…etc, debes saber que tener un hijo implica muchísimas responsabilidades. Tu vida pasa a ser en gran parte dedicada a ese pequeño ser al que has traído al mundo, por lo que deberías considerar si es el momento adecuado.
  • Ponerte en el lugar de tus padres: conforme vas viviendo experiencias junto a tu hijo, muy probablemente te vayas dando cuenta de cuánta razón tenían tus padres en infinidad de cosas, de todo lo que tenían que aguantar y sacrificar para poder darte lo mejor, y de cómo organizaban su vida alrededor de ti.

Elijas lo que elijas, y a pesar de tener esta pequeña lista de posibles “contras”, posiblemente todos coincidamos en que ni es lo mismo contarlo que vivirlo, ni todas esas cosas son tan insoportables como para eclipsar la gran alegría que te aporta un hijo.

SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Puedes obtener más información aquí: Aviso Legal y política de cookies

Cerrar