AUTOPILOTO TESLA

En octubre de 2014, la empresa de coches eléctricos de Elon Musk, comenzó a lanzar sedanes con una elevada cantidad de sensores ultrasónicos colocados discretamente  alrededor de los parachoques y los laterales.

Por un precio adicional de unos 4.000 euros, aproximadamente, los clientes de Tesla pueden comprar un “paquete tecnológico” que utilice los sensores, así como una cámara, un radar frontal y unos frenos controlados digitalmente, para ayudar a evitar accidentes, esencialmente permitiendo que el coche tome el control y se detenga antes de estrellarse.

Un año más tarde, el pasado 14 de octubre, la compañía envió una actualización de software a los 60.000 coches cargados de sensores que había vendido en ese momento. La actualización de software se llamó oficialmente “Tesla 7.0 version”, pero su apodo “Autopilot”, (autopiloto) ha sido el nombre con el que esta tecnología ha pasado a la historia.

De hecho, se dio a los conductores algo similar a lo que emplean los pilotos de aerolíneas. El coche podría manejar su velocidad, dirigirse solo e incluso cambiar de carril, y como no, aparcar. Algunas de estas características, como el aparcamiento en paralelo automático, ya estaban en oferta de otras compañías de automóviles (incluyendo Mercedes, BMW y General Motors), pero la autodirección fue algo inesperado, durante la noche, a través de una actualización de software, un salto gigante hacia la autonomía total.

Parece ser, que el futuro está más presente de lo que creemos. Y tú, ¿qué opinas de lo nuevo de Tesla?

SHARE THIS

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Puedes obtener más información aquí: Aviso Legal y política de cookies

Cerrar