Cohetes Reutilizables. ¿El futuro del viaje espacial?

Miles de cohetes han volado al espacio, pero hasta el año 2015 ninguno había vuelto de esta manera: bajó en posición vertical sobre una pista de aterrizaje, disparando continuamente para controlar su descenso. Parecía como si un vídeo del lanzamiento original estuviera siendo reproducido hacia atrás. Si esto se pudiese hacer regularmente y los cohetes pueden ser reabastecidos una y otra vez, el vuelo espacial podría llegar a ser cien veces más barato.

Dos multimillonarios de la tecnología lo hicieron posible. El “Blue Origin” de Jeff Bezos primero hizo un aterrizaje en noviembre; SpaceX de Elon Musk lo hizo en diciembre. Blue Origin espera impulsar a los turistas en cápsulas en viajes espaciales de cuatro minutos, mientras que SpaceX ya lanza satélites y misiones de suministro de estaciones espaciales, pero ambos necesitan cohetes reutilizables para mejorar la economía de los vuelos espaciales, dado que esta es muy costosa.

La emisión de vehículos hacia el espacio ha sido muy cara, porque los cohetes cuestan decenas de millones de dólares y tan solo vuelan una vez antes de quemarse en una caída libre de vuelta a través de la atmósfera. SpaceX y Blue Origin, en su lugar, incorporan en las patas desplegables, un truco que requiere de un software de a bordo para disparar propulsores y manipular las aletas que empujan a los cohetes en momentos precisos.

Este avance, supone una gran mejora económica y se espera que en los próximos años se pueda utilizar siempre este tipo de tecnología.

SHARE THIS

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Puedes obtener más información aquí: Aviso Legal y política de cookies

Cerrar