Del teléfono al Smartphone

evolución telefono

Desde que Antonio Meucci, fue el verdadero inventor del teléfono cerca del año 1857, motivado por una necesidad doméstica, para conectar su oficina con el dormitorio de su esposa enferma de reumatismo, hasta la fecha actual, la telefonía ha tenido una evolución notable, en la que el desarrollo tecnológico la ha impactado como a casi ningún otro rubro.

Toda tecnología introduce cambios en los patrones de conducta social e individual, en el caso de la telefonía sería una revolución en los modos de comunicación. Fue por eso que la Wester Union vio la posibilidad de hacer un gran negocio, cuando el señor Meucci no tenía dinero para patentar su invento, esa empresa lo patentó y presentó a Graham Bell como su creador y así se mantuvo por décadas, hasta que en el año XXXX el congreso de los Estados Unidos emitió una resolución en la que se reconoció a Meucci como su inventor y de esa manera se hizo una reivindicación histórica en ese tema.

No obstante, desde que Meucci inventó su teléfono por la enfermedad de su esposa hasta este momento en el que los smartphones forman parte de la vida de la gran mayoría de la población global. Los niveles de conectividad se han incrementado gracias a la internet de manera exponencial, pues ahora los teléfonos no son solamente un instrumento para realizar llamadas, sino que también con ellos podemos controlar muchas cosas de nuestra vida. Ya existen aplicaciones, por ejemplo, que permiten dirigir elementos, activar alarmas, controlar cámaras a remoto y realizar videollamadas, conferencias, entre muchas otras cosas.

http://tecnologiapunta.net/la-camara-que-todos-quieren-tener-view-pro/

¿Cuál fue el primer teléfono móvil inventado?

En 1972, Martin Cooper inventó el primer teléfono celular. Si bien la invención del teléfono logró transformar las comunicaciones, el móvil impuso un nuevo concepto, pues ya no se dependía de un teléfono en un lugar fijo para poder realizar una llamada, sino que en cualquier lugar podemos estar conectados. Claro que la conectividad ha ido mejorando sus áreas de cobertura y la tecnología al respecto del uso de las bandas de comunicación también han mejorados notablemente con los años, como es de esperar.

Los antecedentes de la telefonía móvil están vinculados a la invención de la radio, sin duda alguna, pues es la radio la base que da el principio a la comunicación a través de ondas para una comunicación portátil. El origen de la comunicación de radio se produjo a fines del silgo XIX, estando limitada entonces a la comunicación marítima. Posteriormente comenzó a usarse de manera restringida para fines policiales y luego en los ámbitos del ejército durante las guerras. En el caso de las Guerras Mundiales, por ejemplo, la comunicación a través de radios fue fundamental en el desarrollo de las operaciones que se realizaban para coordinar ataques o posiciones de defensa ante los avances o acciones de los adversarios.

En los años cincuenta, EEUU, Rusia y Suecia desarrollaron sistemas de comunicación portátil, los primeros modelos eran muy grandes y fueron concebidos para ubicarlos en lugares fijos o para ser llevados en vehículos. Su tecnología estaba solamente limitada a una localidad o ciudad, en vista de que no era celular y abarcaba solamente un número limitado de canales.

Ya en los años sesenta había crecido la capacidad de canales y el número de usuarios de estos servicios de telefonía en Estados Unidos alcanzaba 1,5 millones de personas.

La Unión Soviética fue la primera en desarrollar modelos de menor tamaño que cabían en la palma de la mano. Esto fue desarrollado por Leonid Kupriyanovich, ingeniero electrónico, quien en 1955 concibió un walkie talkie para uso personal. Luego, en 1955 él mismo presentó un teléfono portátil que tenía un alcance de hasta 30 km, este disponía de una estación base y un teléfono portátil. Esto le dio la base para seguir desarrollando investigación al respecto y en 1961 presentó el APN, un teléfono con un peso de apenas 70g y un alcance de 80 km.

Y llegó el celular

Como señalamos más arriba, en la década de los setenta, el directivo de la empresa Motorola, Martin Cooper, realizó la primera llamada a través de un móvil con el proyecto DynaTAC 800X desde una calle en Nueva York. Pero no fue hasta una década más tarde cuando comenzó la comercialización de ese celular y ahí comenzó la efervescencia de la venta de celulares, que hoy alcanza a todo el planeta. El sistema de telefonía celular se sustenta en la transmisión a través de celdas que van retransmitiendo la información de unas a otras, ampliando de esa manera, a través de antenas repetidoras la comunicación.

Los primeros celulares comercializados seguían siendo un problema debido al tamaño que tenían, lo que los hacía bastante incómodos, pero no fue eso un obstáculo para que los primeros compradores lo pudieran usar a diario. La evolución a modelos más compactos fue una necesidad de mercadeo que desató la competencia entre las empresas que se fueron sumando a desarrollar modelos más cómodos y más agradable diseño.

La era del Smartphone

La explosión que a partir de los años noventa tuvo la masificación del uso de internet no dejó por fuera a los teléfonos celulares, que comenzaron a desarrollar prototipos de “teléfonos inteligentes”, que hoy son los reyes del mercado mundial. Estos teléfonos tienen conexión a internet y han desarrollado aplicaciones de comunicación que superan la barrera que la tecnología de las celdas imponía. Ahora, una mirada a este presente es lo que en el inicio de las operaciones de la telefonía veíamos como una cosa mágica, casi irrealizable en el futuro. Las generaciones actuales no tienen la capacidad para entender lo que significó la posibilidad de realizar la primera llamada con video, hoy algo de absoluta normalidad.

No solamente se trata de la comunicación persona a persona, sino que los smartphones han generado unos niveles de conectividad múltiple a través de las redes sociales, que permite a las personas estar en contacto con miles de personas en todo momento. Genera patrones de conducta y permite a los usuarios mostrar sus posicionamientos ante diversos temas.

Adicional a todo eso, también el uso de aplicaciones móviles le permite a los usuarios controlar sus cuentas bancarias, manejar sus correos electrónicos, realizar trabajos, tomar fotografías, grabar videos, pagar cuentas, ver televisión, escuchar música, descargar videojuegos y hasta usarlos como controladores de artefactos externos, carros, alarmas y un cada vez más creciente número de aplicaciones que ayudan a dinamizar y aligerar la vida de las personas.

Sin duda alguna, el salto evolutivo que ha dado el mundo de la tecnología ha sido enorme y estamos seguros que cada vez más tendremos grandes avances en este fascinante campo de las comunicaciones móviles en un mundo hiperconectado. Pero también debemos estar atentos a los riesgos que esto genera, que pueden ser múltiples, especialmente para la seguridad de muchas personas, especialmente de adolescentes que pueden ser víctimas de criminales a través de las redes o caer en desafíos que amenacen su vida o seguridad personal.

 

SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Puedes obtener más información aquí: Aviso Legal y política de cookies

Cerrar