El nacimiento del género cyberpunk

El nacimiento del género cyberpunk

Hoy tratamos de abordar y desvelar, sin tapujos, los entresijos de un fenómeno en el ámbito de la ciencia ficción que rompe con todos los esquemas prediseñados: el cyberpunk.

Hasta la década de los 70, hablar de ciencia ficción era hacer castillos en el aire con un optimismo desbordante. Imaginar el futuro era algo idílico, rodeado de máquinas increíbles que nos permitían prosperar como especie, haciendo viajes espaciales y colegueo variado con novelas en las que los protagonistas eran poco menos que superhéroes. Todo era precioso cuando hablábamos de ciencia ficción, hasta que llega esta corriente tan cortante como predictora real (por desgracia), tal y como se está viendo en el momento actual.

Autores como Bruce Sterling, Willian Gibson y Norman Spinrad llegaron con fuerza proponiendo una nueva visión del tan alegre futuro que los autores de aquellos años “prometían”: historias desoladoras en las que el ser humano habría tocado fondo, por así decirlo, con gobiernos nacionalistas abusivos controlados por megacorporaciones que, desde lo alto, dirigirían cada movimiento como si de una partida de ajedrez se tratara.
La tecnología, en el cyberpunk, no era más que una especie de fachada que intentaba, a duras penas, solucionar los problemas reales de la sociedad, sin apenas un pequeño acercamiento a lograrlo. Lo que se presentaba como soluciones a un mundo descontrolado acababan siendo focos de problemas que impedían la evolución de la especie.
Los personajes intervinientes en estas novelas ya no eran estrellitas recién salidas de un entorno perfecto, sino que eran ciudadanos de a pie, como tú y como yo.

¿Todo esto te suena de algo?

Probablemente, ya que, desafortunadamente, la comparación de aciertos entre ambas corrientes de la ciencia ficción es impactante, dejando al cyberpunk como el profeta supremo.

Proponer un mundo con implantes biónicos, una red que contuviera infinita información a disposición de cualquiera y demás ingenios, parecían, en aquellos tiempos, algo prácticamente imposible. Curioso si analizamos el presente que nos ha tocado vivir.

Podríamos afirmar que el cyberpunk es algo así como el toque de atención que nos aleja de suposiciones demasiado optimistas, haciéndonos, casi a la fuerza, poner los pies en la tierra y dejarnos de chorradas.

Una manera directa de decirnos, en pocas palabras: “¿queréis saber cómo va a ser el futuro? Pues una auténtica mierda”

SHARE THIS

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Su usan para el correcto funcionamiento de la web como mostrar formularios, cerrar pestañas, etc.

CookieConsent,gdpr[allowed_cookies],gdpr[consent_types]

Cookies de analítica

Estas me ayudan a comprender cómo interactúan los visitantes con mi web.

_ga,_gat,_gid,test_cookie,fr,IDE,1P_JAR,CONSENT,NID
_ga,_gat,_gid,1P_JAR,CONSENT,NID
test_cookie,IDE
fr

Analytics

Other