¿Es posible vivir eternamente?

vivir_eternamente

Richard Morgan es un escritor de ciencia ficción que desde que terminó la carrera de historia en Londres, viajó por todo el mundo dando clases de inglés. De todas sus vivencias extrae pequeñas enseñanzas, que utiliza de manera brillante en sus novelas.

Su visión de la sociedad actual es ciertamente decadente, con una opinión muy destacable que resume a la perfección su forma de pensar:
“La sociedad, como tal, es, ha sido y será siempre una estructura para la explotación y opresión de la mayoría a través de la fuerza política por parte de una élite protegida por “matones”, uniformados o no y sostenida por la ignorancia voluntaria y la estupidez de parte de la gran mayoría a la que el sistema oprime”.

“Carbono Alterado” es su primera novela, publicada en el 2002, por cuyo argumento se ha pagado 1 millón de dólares a fin de producir una película; por lo que, como imaginamos, el libro ha resultado tener mucho gancho.

Argumento

En un futuro incierto, en el cual no se especifica año, la humanidad ha logrado colonizar el espacio.
Uno de los mayores avances ha sido la “pila cortical”: un dispositivo almacenador de información capaz de recoger la personalidad y los recuerdos de cada persona, pudiendo así permitir vivir eternamente al sujeto o bien en un mundo digital, o bien reencarnarse en una “funda” (cuerpo creado para ese fin) y viajar allá donde quiera enviando la información del dispositivo.

El protagonista es Takeshi Kovacs, un antiguo miembro de las brigadas de choque de la ONU, creadas como cuerpo militar con el objetivo de desplazarse en forma de información a otros palnetas sin depender de naves espaciales ni otros medios físicos.

Después de una misión fallida en su planeta natal, Takeshi es almacenado a modo de castigo durante 200 años y enviado a la tierra por un hombre millonario (“Mat”) que usaba fundas para reencarnarse durante largos periodos.
El trabajo del protagonista será, a partir de ese momento, el de encontrar la razón por la que dicho hombre se suicidó (eliminó su funda y su personalidad).
Dado que las últimas 48 horas de memoria del Mat no llegaron a almacenarse, Takeshi deberá descubrir que fue lo que sucedió, y si efectivamente se quitó la vida voluntariamente o, por el contrario, fue un asesinato.
Para llevar a cabo la investigación lo reencarnan en un cuerpo potenciado, con el inmenso inconveniente de no conocer en absoluto el decadente planeta en el que se encuentra: la Tierra.

Allí encontrará diversos enemigos que evitarán a toda costa que el protagonista complete su misión, junto a otros cuantos que, para su propio beneficio, intentarán manipularlo, además de unos cuantos personajes que se mostrarán predispuestos a ayudarle.
Takeshi descubrirá a lo largo de la historia un planeta decadente en el que las clases sociales determinan desde el nacimiento la vida y destino de cada individuo, siendo la desigualdad la característica esencial de esta extraña sociedad.

Conclusión:

En definitiva, estamos ante una novela calificada con muy buena puntuación, sobresaliendo significativamente en la línea de obras como Neuromante, de Gibson.
Ideas novedosas como la de la pila cortical dotan a este libro de originalidad e ingenio en una mezcla ideal con otras ideas más machacadas, pero siempre sin dejar de estar a la altura.

Un libro narrado de manera ligeramente polémica debido a la descripción de escenas impactantes, tanto de violencia como de sexo, pero que mantiene durante todo el tiempo un misterio muy bien trazado, con giros argumentales que te mantiene de principio a fin en vilo.
Los personajes son bastante redondos, con cambios a lo largo de la historia y una personalidad cautivadora y bien construida por el autor.
Si te gusta la acción, la novela te atrapará también, ya que las escenas están muy bien narradas.
Como apunte curioso, destacar la mención del autor en cierto punto de la historia al Valle de los Caídos y a Francisco Franco, un detalle que seguro llame la atención a muchos y que denota los inicios como historiador del escritor.

Respecto al tema de reflexión, destacamos la vida eterna. No es que se cree un paralelismo excesivo con la realidad actual, sino que más bien la obra critica esa obsesión de la sociedad por no morir nunca.
El Cristianismo aparece en esta historia como una “secta de fanáticos” que están totalmente en contra de adoptar “fundas” si tu cuerpo muere. Esto es bastante original y hace al lector plantearse que pasaría realmente en un sistema en el que se retuviera el alama y nadie muriera realmente…

En resumen, un buena remix de géneros literarios que reúne pinceladas de cyberpunk, ciencia ficción y novela negra de manera extraordinariamente brillante.

SHARE THIS

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Puedes obtener más información aquí: Aviso Legal y política de cookies

Cerrar