Existe la vida después de la muerte

dios

La definición de la vida, implica básicamente la capacidad de nacer, crecer,  responder a los estímulos del entorno, procrear y finalmente morir. Los científicos afirman que la vida, se puede definir como la capacidad de utilizar los recursos internos en un ser físico, de una manera adaptativa a todos los cambios que se producen en el medio en el que se desenvuelve.

Las estructuras moleculares que son esenciales para la vida, se formaron porque el pre-ecosistema en el cual se desarrollaron así lo permitió. De manera que, el origen de la vida, según la ciencia, es “el resultado termodinámico del acoplamiento de diferentes átomos en un medio que fomento la aparición de moléculas más complejas, pues termodinámicamente hablando, era lo más óptimo”.

El concepto de la vida, es tradicionalmente impreciso, así como tampoco está muy clara la frontera entre la vida y la muerte; depende de la disciplina en la que nos situamos, las respuestas que obtenemos.

Muchos autores, filósofos y estudiosos, se han preguntado por mucho tiempo si existe vida después de la muerte, qué sucede con exactitud cuándo moriremos. ¿Vamos a algun lugar diferente? ¿A dónde van nuestros pensamientos o simplemente no existimos más?

Como siempre se generan los vertientes, los que afirman que si existe vida después de la muerte y los que no creen en ello. El doctor Eben Alexander, es un neurocirujano de la universidad de Harvard que confirma que si existe la vida después la muerte. Alexander estuvo en coma durante siete días a causa de una meningitis bacteriana; afirma que durante esos siete días pudo experimentar vívidamente lo que ahora define como el más allá. Afirma que visito reinos celestiales y otros no tanto.

Una vez que regreso a su cuerpo, experimento una milagrosa curación y como resultado, se convirtió en el autor del libro más vendido titulado “Prueba del cielo”. Eben interpreta la vida en el texto como una prueba que se desarrolla en la tierra, solo para ayudar a nuestras almas a evolucionar y crecer. Dijo que la experiencia en la otra vida fue tan real, que la misma vida como un ser humano ahora la percibe como un sueño.

Por otra parte, Robert Lanza, médico y director de Advanced Cell Tecnology, quien defiende la teoría del Biocentrismo, afirma que la vida después de la muerte no existe, que esta es solo una ilusión.

Robert niega que el tiempo y el espacio sean lineales y aunque muchos científicos consideran esta teoría “indemostrable”, Lanza parece haber encontrado un aliado para defender su tesis, con el experimento de Young, también llamado “La doble rendija”. En este caso, se parte de la premisa de que la vida es la que crea al universo y no al contrario, y esta la base del Biocentrismo. Por lo tanto, se resuelve que la mortalidad es una idea creada por nuestra conciencia.

Robert sugiere que la misma conciencia es la que determina todo en nuestro universo; explica que las personas ven el cielo azul, porque alguien les dijo que el color que ven es azul; es decir, lo que vemos, solo existe gracias a nuestra conciencia. De manera, que erramos a la hora de concebir el espacio y el tiempo, porque son solo instrumentos de nuestra mente, por esto entender la vida después de la  muerte como un suceso real, no tiene sentido para Robert.

Finalmente, luego de posiciones contradictorias, puede que efectivamente, el tiempo y el espacio sean construcciones erigidas en nuestra mente, pero la vida después de la muerte, es para la mayoría una realidad. La vida no es solo carbono y moléculas mezcladas que dan forma a nuestra existencia durante un tiempo., y la muerte no es el final.

 

SHARE THIS