Internet de las cosas: seguridad, conexión y calidad de vida

internet de las cosas

Seguramente has escuchado hablar del término “internet de las cosas” (IoT, según sus siglas en inglés, Internet of Things) y capaz no tienes idea de qué se trata. En este artículo intentaremos describir de qué va eso.

En primer lugar debemos señalar que ha sido una demanda desde hace ya varios años, que las cosas que usamos habitualmente tengan una mayor interconexión a través de la red. Son cada vez más los avances que determinan el desarrollo de internet de las cosas. La noción de autos inteligentes o casas inteligentes, conocida como domótica, por ejemplo, es una demostración del amplio crecimiento que este concepto ha venido teniendo en los últimos años.

Internet de las cosas es una red de redes que se van interconectando a través de hardware y software que permite a sus usuarios planificar las tareas cotidianas y simplificar la vida de las personas, que es el fin último del desarrollo de IoT. A través de la red se pueden conectar diversos objetos y ser controlados de unos a otros.

Una de las ventajas fundamentales del uso de internet de las cosas es que los dispositivos que hasta ahora se conectan mediante circuitos cerrados, ahora pueden conectarse a través de la red, logrando ser controlados desde cualquier distancia, solo con tener una conexión a internet y los programas necesarios para ello. A través de internet puedes controlar tus electrodomésticos, coche, alarmas, cámaras de seguridad, hasta tu cocina.

Imagina que dejas en casa tus electrodomésticos preparados para que trabajen por ti mientras no estás. Es un sueño para muchos, pues gracias a la IoT eso ya es una realidad que cada vez más se irá instalando en la vida de las personas a través de un sistema hiperconectado. Por ejemplo, puedes operar la lavadora de ropa desde tu oficina si esta se encuentra conectada a la red y así puedes adelantar parte de las tareas del hogar desde cualquier lugar.

Así mismo, la IoT permitirá a las personas manejar las estadísticas de uso de los aparatos y así poder determinar el mejor rendimiento para su uso. La interconexión no solamente podrá abarcar el control de nuestros electrodomésticos, coches u otro aparato, también podremos conectarnos a los servicios externos de la ciudad, tanto como compras, pagos de servicios, impuestos y muchas cosas más que ya son un hecho.

Seguridad y tranquilidad plena

Uno de los usos fundamentales de la Internet de las Cosas es efectivamente el tema de la seguridad. A través de la red usted podrá mantener un sistema de monitoreo y vigilancia de su hogar, por ejemplo, así usted podrá viajar tranquilo y si a su casa entra una persona no autorizada, puede recibir alarmas y activar mecanismos de vigilancia, como cámaras de seguridad, incluso existen algunas con parlantes que podrá activar para ahuyentar a los intrusos, al tiempo que le permite además dar aviso a las autoridades policiales para que actúen contra el delito si de eso se trata. De igual forma si se trata de su coche, ahora podrá dejarlo con mayor confianza y controlar totalmente su vehículo de forma remota, bloqueando las posibilidades de que se cometan delitos contra su propiedad.

¿Qué objetos se conectan?

Internet de las cosas está orientada a incorporar cualquier tipo de objetos que puedan operar a través de la red, mediante su dirección IP, lo que le permitirá ser operado de forma remota. Usted podría conectar desde un sistema de riego de su jardín o sus plantas, como activar el horno de su casa para que su asado se cocine mientras usted va en camino desde su oficina, mientras su ropa se lava o su secadora repite el ciclo para que su ropa quede perfecta. Al tiempo que se conecta con un servidor externo y van enviando los datos que recojan de los procesos que realizan, así se evitan accidentes o cualquier otro inconveniente debido a la recepción de datos que le permitan monitorear de manera efectiva su operatividad.

Gestión urbana

Pero el uso de internet de las cosas no solo abarca el ámbito doméstico, también se expande mucho más allá y es una herramienta de primera línea para la construcción de ciudades inteligentes. La implementación de la tecnología de red para la gestión urbana, será una realidad cada vez más extendida. Se trata de un mecanismo para alcanzar modelos de ciudades gestionadas a través de sistemas integrados entre sus ciudadanos, generando niveles de gobernanza y regulación mucho más eficiente.

Entre los aspectos que ya están siendo incorporados en algunas ciudades, tenemos servicios públicos como el alumbrado de calles, el control del tránsito, seguridad, a través de sistemas interconectados de vigilancia, incluso vinculados a los dispositivos de seguridad de particulares, que puedan activar alertas tempranas o de manera oportuna.

Ciudades en las que sus ciudadanos estén interconectados con sus proveedores de servicio, sus gobiernos locales y sus hogares para mejorar la calidad de vida.

 

 

SHARE THIS

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Puedes obtener más información aquí: Aviso Legal y política de cookies

Cerrar