La ley del amor: una historia del pasado al futuro

shutterstock_551337679

Laura Esquivel se hizo mundialmente famosa con la adaptación de su novela «Como agua para chocolate» al cine, a inicios de los años noventa. Poco tiempo después publicó la primera novela multimedia de la historia: «La ley del amor». En ella retrata el tema de la evolución de las personas a través de diferentes reencarnaciones. Comenzando desde la caída del imperio de Moctezuma con parte de la destrucción de la Tecnohtitlán por parte de los conquistadores españoles. En ese momento, se destruyó también la pirámide del amor, generando un gran karma en quienes cometieron esa barbarie.

Con desplazamientos narrativos entre distintas épocas, la historia llega hasta el año 2200, en el que Azucena, el personaje central, trabaja como una reparadora de karma. Una visión de una sociedad tecnológicamente avanzada, en la que existen computadoras que permiten comunicarse con plantas y animales, en la que la televisión es totalmente virtual, sin necesidad de lentes. El espectador, cuando la enciende, se ve envuelto de inmediato en la escena. Por ejemplo, en un momento en que uno de los personajes se despierta en su cama y tiene el televisor encendido, en un canal de noticias, se encuentra con el cadáver de alguien que están reportando como asesinado en su cama (como holograma, claro) y su visión lo sobresalta. Una idea de lo que podría ser realmente la televisión en unos años, de acuerdo a los avances que en ese sentido se han producido en el mundo de la tecnología durante las últimas décadas.

Novela multimedia

Otro de los elementos interesantes de «La ley del amor» es el hecho de que incorpora en su contenido un cd de música que el lector debe ir oyendo de acuerdo a cómo se indica en la novela, donde se señala qué track se debe escuchar en cada capítulo. Igualmente, incluye capítulos o episodios de la novela en cómic. Esos elementos fueron totalmente innovadores en la concepción de la misma e impulsó su boom en el momento en que se editó.

Así mismo, la temática que gira en torno al amor como elemento sanador de acciones muy dañinas del ser humano, es un sentimiento que compartimos generalmente los seres humanos.

En la novela se suceden diversas cosas fantásticas, como el trasplante de almas. Mezcla además elementos de una visión antropológica del amor. Azucena, que es astroanalista, ayuda a la gente a liberarse de conflictos y traumas, para ello va realizando regresiones a las vidas pasadas, en la que ella misma va encontrarse con las vidas pasadas de ella y su madre, envueltas en diversas situaciones muy terribles que deben sanar.

La novela mezcla muy bien elementos del género policíaco, de ciencia ficción, histórico, entre otros. Sin ser una obra literaria que la crítica considere de manera importante, es una lectura amena, una novela atrevida que toca temas que son cercanos a todos nosotros y que toca géneros de mucho éxito y temas de interés comunes. Es sin duda, una novela amena de leer y muy interesante por su propuesta multimedia en el momento en que se produce, dando un salto en la concepción de la novela en multiformato. Fuera de prejucios, es una novela de agradable lectura.

SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Puedes obtener más información aquí: Aviso Legal y política de cookies

Cerrar