La verdad incómoda sobre el azúcar 

azúcar

El azúcar es una sustancia que forma parte de los hidratos de carbono, es soluble al H2O y se obtiene de fuentes vegetales como la remolacha y la caña. El término es utilizado para hacer mención a la sacarosa, el cual es el azúcar comúnmente utilizado para las comidas. La sacarosa es una clase de glúcido compuesto por una molécula de fructosa y otra molécula de glucosa.

El azúcar aporta calorías que son calificadas como vacías por no poseer vitaminas ni minerales, esta sólo agrega un sabor dulce a las preparaciones. Un nutricionista británico llamado John Yudkin, en los años sesenta, expresó que el azúcar era el principal responsable de enfermedades cardíacas, diabetes y la obesidad.

Al consumir azúcar nuestro sistema inmunológico se debilita por unas 6 horas, haciéndonos más vulnerables a los virus y a las bacterias más nocivas. El azúcar también reduce las ganas de comer los alimentos nutritivos, dejándonos con múltiples carencias nutricionales.

Los elevados índices de azúcar en nuestro consumo diario son la principal causa para la mayoría de las enfermedades crónicas que afectan a la sociedad como la diabetes, la arterioesclerosis, la obesidad, el cáncer, el alzaimer y candidiasis.

Las Industrias de alimentos hacen caso omiso a tales efectos, y más bien crearon una tendencia en productos bajos en grasa que tienen niveles de azúcar demasiado elevados.

La especialista Nancy Appleton, menciono en su artículo “suicide by Sugar” alrededor de 143 motivos para evitar el azúcar. Por otra parte, el pediatra endocrinólogo Robert Lustic de la Universidad de California, se hizo viral al plantear en una conferencia llamada “La amarga verdad” que al menos en Estados Unidos se consume un promedio de 22 “cucharaditas” de azúcar al día. También reveló que de los 600.000 productos que encontramos en el mercado, el 80% de ellos contiene azúcar.

El azúcar la podemos encontrar en grandes cantidades en bebidas gaseosas, jugos de frutas y bebidas energizantes, pero lo que no sabemos es que también se encuentra oculta en la mayoría de los alimentos procesados. Incluso la mayoría de las fórmulas para bebés contienen la cantidad de azúcar equivalente a una lata de gaseosa, de manera que estamos siendo envenenados metabólicamente desde nuestros primeros días de vida.

El azúcar es adictiva como las drogas y puede ser tan perjudicial y se consume en exceso, es denominada como una droga peligrosa por los estragos que provoca en el organismo.

El azúcar es solo sacarosa que ha sido sintetizada artificialmente, por lo tanto, esta no contiene ningún tipo de esas vitaminas y minerales que requiere el cuerpo para poder procesarla, es decir, que no solo es que el azúcar no aporta nada a nuestro organismo, sino que también le roba sus vitaminas y minerales, principalmente las del grupo B.

De hecho, se sugiere que una persona puede estar sobre alimentada pero desnutrida, pues al azúcar para su proceso de refinación y blanqueamiento debe emplearse ácido sulfúrico y seguramente contendrá residuos de sulfitos y bisulfito que afectan nuestro organismo.

El azúcar en la sangre es llamada glucosa, está azúcar proviene de los alimentos y la glucosa es transportada a través de la misma sangre hacia todas las células de nuestro cuerpo para ser utilizada como energía, sin embargo ya la ciencia nos ha mostrado que el azúcar en nuestros alimentos y en todas sus formas, ya le está cobrando un precio muy alto a nuestra salud.

SHARE THIS

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Puedes obtener más información aquí: Aviso Legal y política de cookies

Cerrar