Las nuevas tecnologías en sociedad

 

Redes sociales: ¿Una herramienta útil o un foco de problemas?

tecnologias

Es un hecho el avance que hemos experimentado en los últimos años en cuanto a formas de comunicación interpersonal. Han aparecido las redes sociales, en las que nos hemos hecho cuentas muchas veces por utilidad y muchas otras por no quedarnos atrás en el mundillo, por poder seguir en contacto con alguien lejano o bien por compartir vídeos absurdos con los amigotes. Sea cual sea el motivo, es innegable que hemos entrado en “otra dimensión” y que nuestra vida ahora ya no se limita al mundo real y tangible que vemos, sino  que a veces este universo paralelo llega a tener igual o más protagonismo que el otro.

Los motivos que nos llevan a buscar en las redes sociales un refugio en el que guarecernos pueden variar según cada persona, pero la auténtica verdad es que a cuanto más se sustituye este plano por el real, peores oportunidades vamos a tener de “triunfar” en sociedad, de saber relacionarlos y por qué no, de encontrar pareja.
Y es que las cosas al fin y al cabo tienen el uso que nosotros les demos, porque no son más que eso, aunque en ocasiones lleguemos a sentir que son las cosas las que dan sentido a nuestra existencia y las que marcan deciden quienes somos en realidad.

Algunos leerán esto y pensarán “lo está pintando fatal, no es tan horrible, no todo el mundo está tan desesperado”. Es cierto, las redes sociales pueden desempeñar un papel fantástico en cuanto a acercarnos a las personas. Para aquellos que son más introvertidos, serán una ayuda muy útil a la hora de conocer a alguien, eliminándoles ese duro trámite de comenzar una relación dando la cara. Realmente, tiene su parte positiva el hecho de entablar, por así decirlo, una amistad con la persona antes de pasar a otro nivel. Quizá esto puede ser sumamente beneficioso a la hora de poder elegir una pareja, quizá incluso sea una herramienta para evitar esas relaciones en las que ambas partes empiezan sin tener idea el uno del otro y acaban de manera catastrófica habiendo apostado por algo importante, llevados por las emociones del principio (las más instintivas).

Pero no olvidemos que siempre hay que analizar todas las posibles opciones, y es que las redes sociales pueden ser la opción ideal de cualquier mentirosillo que se precie, cualquier fantasma que quiera inventarse una vida al margen de la suya y venderte la moto sin reparo alguno, haciéndote creer que es alguien que en realidad no es.
Las redes sociales pueden ser una puerta de entrada ilimitada para engaños y falsas esperanzas, llegando a hacernos idealizar a una persona en el plano virtual para posteriormente llevarnos el chafón de nuestra vida en el real (que no olvidemos que como su nombre indica, es en el que nos encontramos, y es el importante).

De modo que, aprendamos a separar y a no abusar de lo bueno, siendo realistas y consecuentes y asumiendo que no todo el mundo es sincero y que esto de las redes sociales es claramente un arma de doble filo.

SHARE THIS

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Puedes obtener más información aquí: Aviso Legal y política de cookies

Cerrar