Los beneficios de las frutas en la lucha contra el cáncer

shutterstock_333083636

El cáncer es una enfermedad que cada año provoca la muerte de más de 8 millones de personas en todo el mundo. Es realmente un problema de salud de primer orden para casi todos los países. Hay tipos de cáncer que son la primera causa de muerte en algunas poblaciones. A parte del problema de salud que sufre la persona que lo tiene, también representa una catástrofe económica para aquellos que no pueden sufragar los altos costos que genera esa enfermedad en los países donde el Estado no cubre estas patologías. Hay algunos casos en los que el gobierno garantiza los tratamientos de manera gratuita o a precios muy bajos.

Estas razones nos obligan a estar conscientes de los factores de riesgos para prevenir la enfermedad. Entre ellos están el exceso de peso, fumar, el consumo de alcohol, bajo consumo de frutas y verduras y otros factores relacionados con exposición ambiental a sustancias que incrementan la posibilidad de desarrollar el cáncer.

Hay muchos otros factores que pueden incidir en el desarrollo de esta terrible enfermedad. Pero también hay muchas maneras de prevenir el cáncer. En primer lugar eliminar los factores de riesgos que señalamos antes. Además de eso, tenemos algunos elementos naturales que pueden ayudar de manera contundente a que nuestro cuerpo se mantenga libre de cualquiera de las formas de ese terrible mal.

Frutas contra el cáncer

 Es importante mantener una dieta libre de alimentos que pueden incidir en la aparición de algunos tipos de cáncer, tales como las carnes procesadas, los enlatados, gaseosas, sustancias conservantes, entre otras que son dañinas para el organismo.

Las frutas en general aportan fibra, vitaminas y minerales que ayudan a mantener el cuerpo sano. Pero algunas tienen mayores beneficios como agentes preventivos de enfermedades de distinto origen. Veamos a continuación algunos de los ejemplos de frutas que pueden ser muy útiles en la prevención y lucha contra el cáncer.

La guanábana o chirimoya es considerada como un enemigo declarado del cáncer, según lo han dado a conocer varias investigaciones. Hoy incluso se venden cápsulas de esta fruta como coadyuvante en el tratamiento contra el cáncer. La guanábana es una fruta típica de América del Sur, de color verde, relativamente grande, que trae una cáscara dura y una pulpa blanca con  muchas semillas grandes.

Todas las partes de la fruta son beneficiosas en el tratamiento contra el cáncer, pero son las hojas las que tienen el mayor beneficio, porque ahí se concentra una sustancia denominada acetogeninas anonaceas

La guanábana ha demostrado, además, beneficios importantes para superar otros problemas de salud, tales como la diabetes, ya que regula el azúcar en la sangre, demostrando una importante efectividad en procesos endocrinos que afectan al páncreas, la tiroides, el hígado, los ovarios, los intestinos, el riñón, el corazón, la vesícula y el apéndice. También ayuda a combatir el cáncer de pulmón, el cáncer de seno y tumores cerebrales, es hipotensivo, vasodilatador, antiespamódico, ayuda a eliminar ácaros que producen el asma y otras enfermedades del sistema respiratorio.

Tomar una infusión con el té de la hoja sana los problemas del hígado y mejora la función del páncreas. Se ha comprobado también su eficacia para desparasitar a los niños, en la cura de la malaria; y es muy poderoso para elevar las defensas del organismo, por lo que ayuda de manera especial a las personas que estén en tratamiento con quimioterapia y también para las personas con VIH (Sida), que afrontan problemas de inmunodepresión.

Su eficacia en el combate contra el cáncer es de reciente descubrimiento, pero en la última década muchas personas han comprobado los grandes beneficios que la guanábana aporta a su salud, cuando se enfrentan a este terrible flagelo.

Las acetogeninas tienen acción directa sobre las mitocondrias, en el Aparato Reticular de Goldi y también en las membranas y plasmas de las células cancerosas, atacando su desarrollo selectivamente sin afectar a células o tejido sano.

Su potente y saludable acción contra el cáncer puede resultar una alternativa natural a la quimioterapia o la radioterapia, la cuales tienen efectos secundarios muy nocivos para el resto del organismo y afectan negativamente la vida de las personas.

 

 

 

SHARE THIS

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Puedes obtener más información aquí: Aviso Legal y política de cookies

Cerrar