Mitos y leyendas acerca del lenguaje corporal

lenguaje_corporal

Aquello que creíamos saber acerca de todo eso que decimos sin palabras

Es posible que hayas oído hablar sobre gestos, microexpresiones, tonalidades y demás elementos que componen el lenguaje no hablado.
Aquello que no decimos gran parte de las veces contiene mucha más información que las simples palabras, por lo que es un tema bien entrado a debate en cuanto a las relaciones interpersonales.

Estudios de la Universidad de California han concluido que tan sólo un 7 % de lo que se expresa en una conversación proviene de lo que se está comunicando verbalmente. Esta cifra puede resultar súper impactante dicha de manera aislada, pero tenemos que considerar que si realmente fuera así nos podríamos entender sin problema alguno con cualquier persona del mundo, de manera que tampoco hemos de ser radicales y derivarlo todo a un simple tono o a una mirada ambigua.

Esa famosa afirmación sobre la sinceridad en un relato que nos “determina” a un posible mentiroso –“si mira hacia la derecha mientras lo cuenta es que no está diciendo la verdad”- es algo que debemos descartar a la hora de hacer juicios sentenciadores.
No hay evidencias firmes de que esto sea así, nada más que un par de series de moda y personajes televisivos salidos de CSI y El Mentalista, por poner algún ejemplo.
Factores de mayor peso como pueden ser la dilatación de las pupilas (respuesta ante el miedo) o una inquietud constante (apretar las manos, sostener un objeto y jugar con él…etc) nos pueden dar información mucho más valiosa de lo que creemos.

Prestando atención a lo que dice la persona en cuestión y no centrarnos de forma abusiva en el cómo lo dice nos librará de cometer muchos errores.
Suavizar mucho la voz, relatar una vivencia personal sin apenas dar detalles sobre las emociones que sintió el hablante o repetir en exceso ciertas palabras son factores que también pueden sernos de gran ayuda, ya que restan credibilidad al relato.

La mayoría de las veces las personas que mienten tienen preparada una historia, que recitan de carrerilla y de manera muy superficial una y otra vez, por lo que cualquier pregunta que pretenda ahondar en el relato puede desmoronar al mentiroso en cuestión.

No hay un conocimiento cien por cien fiable acerca de todo esto, ya que de haberlo se usaría como prueba de cargo en juicios y demás, de modo que tenemos que tener en cuenta que lo que “muestre” una persona al hablar no debe ser llevado a misa, sino que simplemente debe ser tenido en cuenta junto con muchos otros factores de importancia.

SHARE THIS

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Puedes obtener más información aquí: Aviso Legal y política de cookies

Cerrar