Senderismo para sanar

shutterstock_107461973

Los beneficios de realizar ejercicios para la salud son muy valiosos. El sedentarismo es uno de los enemigos más peligrosos para nuestro bienestar, ya que el hacer ejercicios ayuda a que nuestro metabolismo trabaje mucho mejor y pueda regular sus funciones, desintoxicarnos y quemar calorías que nos evitan problemas de sobrepeso, reduciendo los niveles de grasa en nuestra sangre.

La práctica del montañismo o senderismo es una gran aliada de nuestra salud, ya que no solamente nos beneficia físicamente, sino que sus favores se extienden a nuestra salud mental. El montañismo es un deporte que fortalece nuestra musculatura, nos pone en contacto con la naturaleza, lo cual favorece la disminución de los niveles de estrés y sus efectos nocivos para nuestra salud.

El sedentarismo, como dijimos, puede aumentar los riesgos de padecer enfermedades tales como la diabetes, obesidad, problemas en el corazón y el aparato circulatorio, hipertensión arterial y cáncer, entre otras.

La práctica del montañismo o senderismo puede resultar muy exigente al principio, pues si no estamos acostumbrados a realizar actividades de mucho esfuerzo físico, nos sentiremos agotados. Por eso debemos comenzar de manera gradual, realizando al principio distancias más cortas o realizando pausas en nuestros ascensos. Debemos llevar ropa cómoda, zapatos adecuados para el terreno montañoso. Si es época de lluvias se deben tomar precauciones al respecto y en el verano evitar zonas con riesgo de incendios de vegetación.

Beneficios para la salud

Protege tu corazón. Todo el sistema cardiovascular se verá muy fortalecido y saludable con la práctica de actividades físicas, especialmente si combinan la naturaleza con el deporte. El montañismo es un excelente ejercicio para quemar calorías y disminuir los niveles circulantes de grasa en la sangre, por lo que es una de las maneras más eficaces de combatir los niveles elevados de colesterol y triglicéridos. Al mismo tiempo, el montañismo promueve la elevación del colesterol “bueno” o HDL.

Adiós diabetes. El ejercicio regular ayuda a prevenir la diabetes, ya que el organismo metaboliza de manera adecuada los niveles de glicemia, ya que disminuye la proporción de carbohidratos que se convierten en glucosa.

Fortalecimiento óseo. La práctica de este tipo de actividad, ayuda a fortalecer el sistema óseo, por lo que previene enfermedades como la osteoporosis y problemas en la columna, dolores lumbares. Ayuda además a mantener buena salud en las articulaciones y evita otros trastornos óseos. Es importante usar calzado adecuado durante la excursión a la montaña, para evitar torceduras o lesiones y amortiguar los impactos negativos para la columna.

Sin sobrepeso. El montañismo es un enemigo declarado del exceso de peso. En primer lugar, cuando tenemos peso de sobra, se nos dificulta mucho más el ejercicio físico. Pero en este caso, la práctica del montañismo es una manera idónea de quemar calorías, combatiendo el sobrepeso y previniendo la obesidad.

Ayuda al cerebro. La actividad física y el aire de la montaña, purificado por la presencia de abundante vegetación, nos ayudan a oxigenar el cerebro, combatiendo la degeneración del mismo y alejando la posibilidad de padecer trastornos mentales y estimula la oxigenación general del organismo. .

Cero estres. La naturaleza nos permite desligarnos de las trampas del estrés cotidiano, nos ayuda a liberar endorfinas y aumenta la sensación de bienestar con nosotros mismos y nuestro entorno. Genera empatía con el medio ambiente y nos ayuda a combatir diversos trastornos mentales, que son propios del estrés y las neurosis a las que estamos sometidos diariamente en la carrera mundial por la sobrevivencia.

Niños sanos. No dejes a vuestros hijos en casa cuando vayáis a la montaña. En primer lugar es un paseo de aventura y exploración para ellos, reciben positivos estímulos que los sacan de sus rutinas escolares y del hogar, promoviendo la elasticidad cerebral. Al mismo tiempo, se fortalecen sus huesos y sus músculos, se previenen enfermedades en el desarrollo, se liberan del apego a la tecnología y aprenden a valorar el medio ambiente. Así que es mejor que si no lo haces, vayas planificando llevar a tus hijos a la montaña de manera más seguida.

 

SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Puedes obtener más información aquí: Aviso Legal y política de cookies

Cerrar