Adiós condones: tecnología para anticoncepción masculina

condon

A diferencia de las mujeres, los hombres tienen menos opciones a la hora de evitar embarazos no deseados, ya que los métodos hasta ahora conocidos son la vasectomía, que tiene como inconveniente el hecho de que es irreversible, el uso de los condones que a veces causan el estrés de que se puedan romper, cuando son mal manipulados y la otra opción es el coito interrumpido, pero este es el más riesgoso de todos, ya que antes de la eyaculación se excretan líquidos preseminales que pueden contener espermatozoides y provocar un embarazo.

Sabemos que el condón es el método más recomendado cuando se tienen relaciones casuales, o no se está seguro de los patrones de conducta sexual de la pareja, ya que el preservativo es, hasta ahora, el único eficaz para prevenir enfermedades que se contagian por esa vía, especialmente el temido VIH. Así que las referencias de este artículo, van dirigidas a método de anticoncepción en parejas estables con posibilidades de concebir un hijo y no lo deseen.

Sin duda alguna, en los últimos años se ha dado avances importantes en la tecnología anticonceptiva. Entre ellos tenemos los siguientes:

Nanotecnología dorada

En China, científicos de la universidad de Anchui han desarrollado un sistema a través de nanopartículas de oro, que son inyectadas en los testículos y matan los espermatozoides, gracias al efecto fototérmico, logrando una esterilidad temporal, ya que se ha demostrado que el calor afecta la calidad de los espermatozoides. Weng –Quing, creador de este novedoso sistema, señala que es una opción de bajo costo y reversible, a diferencia de la vasectomía, que es además una intervención quirúrgica. De esta manera, el hombre que lo usa tiene el control sobre la natalidad, ya que puede revertir el proceso en el momento en que decida ser padre.

Control remoto para espermatozoides

En Australia, investigadores de la universidad de la ciudad de Adelaida del Sur diseñaron un sistema de control remoto que da la oportunidad a los hombres de controlar con una válvula la expulsión de esperma. La válvula tiene el tamaño de un grano de arroz y es inyectada mediante un proceso ambulatorio y logra regular la salida de semen a través de los conductos reproductores.

La píldora masculina

La posibilidad de contar con una píldora que los hombres puedan consumir y les permita establecer controles de natalidad, ha sido una de las noticias más esperadas por la población masculina que desea tener el control de su natalidad y poder disfrutar del sexo sin preocupaciones. Aunque todavía no ha logrado comercializarse, ya existen prototipos que se han venido probando en diversos países. Entre ellos México y Australia han estado en la vanguardia del desarrollo de fármacos que bloquean las proteínas necesarias para la movilización de los espermatozoides, evitando de esa manera que los mismos puedan desplazarse a través de los órganos de reproducción masculina, lo que hace que no sea eyaculado.

En la India se ha desarrollado es una inyección que comienza hacer efecto a los diez días de su aplicación, se trata de un compuesto que bloquea los conductos de salida del esperma. La buena noticia es que también es un método reversible, si el usuario decide no seguir con el mecanismo de protección, ya que los conductos pueden desbloquearse luego y dejar abierto el canal para la fecundación.

Ultrasonidos

Actualmente también se han desarrollado investigaciones sobre el uso de ultrasonidos en la región testicular, con la finalidad de inutilizar al esperma. Las sesiones deben durar al menos diez minutos. Todavía no se ha establecido si tiene efectos secundarios, como la posibilidad de generar impotencia masculina, por lo que su uso, si bien resulta atractivo, todavía no se ha puesto en práctica de manera comercial.

Hay otras aplicaciones más radicales en este sentido, que buscan realizar una infertilización permanente, como la vasectomía, pero sin tener que pasar por el aspecto quirúrgico, evitando las molestias y riesgos que toda operación conlleva.

Todavía falta mucho por desarrollar en los medios de anticoncepción, tanto para hombres como para mujeres, mercado que luego de la salida de la píldora anticonceptiva y la píldora del día después, revolucionó la sexualidad en el mundo. Esperemos que lo mismo suceda con la anticoncepción masculina. Eso sí, siempre con los cuidados necesarios para prevenir enfermedades de transmisión sexual, por lo que métodos de esta naturaleza deben realizarse con parejas estables, bajo ningún concepto con alguien con quien no tengamos seguridad de sus experiencias sexuales y los cuidados de la misma.

SHARE THIS