Guía de sobrevivencia tecnológica en el verano

selfie playa

 

A todos nos preocupa el cuidado de nuestros equipos electrónicos, en el verano muchas veces los exponemos a condiciones que pueden ocasionarle daños, lo cual vamos a lamentar debido a los altos costos que tienen estos dispositivos. Es por ello que siempre es recomendable tomar precauciones básicas para poder evitar cualquier accidente con nuestros aparatos tecnológicos, como tablets, smartphones, ordenadores portátiles, cámaras, entre otros.

Cuidados especiales en un día en la playa

Ir a la playa es uno de los paseos favoritos de las personas en el verano, porque se disfruta del sol y de los beneficios del mar, es un lugar para el encuentro con amigos o para una velada romántica, un escenario perfecto para muchas cosas maravillosas durante el verano. Las playas movilizan a miles de turistas cada año durante el invierno, pero en ella hay una cantidad de factores que pueden arruinar tus aparatos electrónicos.

El sol

Es importante proteger en primer lugar del sol. El exceso de sol para cualquier aparato electrónico puede ser bastante nocivo, tanto como para nuestra piel. Así que si nos ocupamos en usar protectores solares para nuestra piel, también debemos hacerlo con los dispositivos electrónicos que llevamos a disfrutar de nuestros paseos por la playa. Debes evitar a toda costa que tus aparatos electrónicos reciban los rayos solares de manera directa, ya que el calor que recibirían puede hacer recalentar sus componentes y dañarlos de manera definitiva, arruinando lo que era un día de esparcimiento y disfrute. Es por ello que debes mantenerlos en la sombra y si por alguna razón los tienes que exponer al sol, pues que sea por muy poco tiempo. Esta recomendación aplica no solamente para paseos en la playa, sino para cualquier paseo que realicemos al aire libre y en el que estemos expuestos al sol, tales como la montaña o camping.

La arena

Otro cuidado que debes tener de manera muy especial es la de proteger nuestros aparatos de los granitos de arena. Estos pueden ser una verdadera amenaza para tus aparatos, ya que lo diminutos que son puede hacer que penetren en cualquier parte de tus dispositivos. Los aparatos tienen diversos orificios que pueden ser entradas para los granos de arena y causar daños a los auriculares, puertos USB y otros componentes en general. Lo mejor es procurar usar un forro que mantenga alejados los granos de arena de tus aparatos.

El agua

Uno de los peores enemigos de todo lo que tenga que ver con electricidad y electrónica es el agua. Es por ello que si vas a veranear a la playa, debes tener mucho cuidado si tu dispositivo no está fabricado a prueba de agua. Ya desde hace un tiempo hay diversos aparatos, como cámaras fotográficas o incluso smartphones que son resistentes al agua, pero como no son la mayoría, si tu dispositivo no lo es, debes tomar precauciones propias al exponer tus aparatos en un lugar como la playa o la piscina, donde las posibilidades de que sean víctimas del agua son muy elevadas. Usa fundas herméticas, de material impermeable y evita de esa manera que se arruinen tus aparatos.

Protege la pantalla

Las pantallas de los smartphones son muy sensibles, es por ello que debes protegerlas de todos los aspectos que señalamos antes, así como también de caídas o golpes que pueden suceder cuando la lleves en tu bolso. Lo más recomendable es colocarle protectores como pantallas de vidrio templado, así como otros que cubran su superficie, como de goma o plásticos. Para ello busca los forros que tengan esa ventaja y garantiza mayor protección a tu equipo. De igual forma, no expongas la pantalla directamente a los rayos solares, ya que la alta radiación puede causar daños en los píxeles afectando la calidad de imagen.

Si tomas en cuenta todas estas recomendaciones, seguro podrás minimizar los daños que tus aparatos pueden sufrir y de esta manera alargar su vida útil.

 

 

 

 

SHARE THIS