La inteligencia artificial puede salvar vidas

robot de toyota

Es sabido que la inteligencia artificial y la tecnología en general son herramientas clave en los avances en el tema de la salud en general, pero sobre la salud mental es poco lo que se señala en torno al desarrollo de tecnología para esa área tan importante de la salud de los seres humanos. Eso no significa que no se haya diseñado algunas aplicaciones que ayuden a las personas a enfrentar algunas psicopatologías.

Si bien se ha denunciado que en algunas ocasiones, personas con trastornos emocionales han sucumbido a acosos a través de las redes sociales, llegando incluso al suicidio, también es importante destacar que algunas de las compañías que administran algunas de las redes sociales más importantes, han tenido la preocupación de desarrollar aplicaciones que ayuden a personas con problemas psicológicos.

Un ejemplo de ello, es que una de las compañías más grandes en redes sociales, Facebook, ha dado inicio a un sistema de inteligencia artificial que permite detectar si alguno de sus usuarios está considerado la idea del suicidio. El sistema podrá detectar a través de la lectura de los mensajes que publica la persona si está considerando la idea del suicidio y comunicará su alerta al equipo especializado de la empresa para atender esos casos. De inmediato se inicia una comunicación con la persona, animándola a buscar ayuda y transmitirle mensajes positivos que ayuden a la persona a enfrentar la situación que pueda estar afectándolo.

Mediante complejos algoritmos, la inteligencia artificial determina los patrones discursivos que señalan algún tipo de problema en la persona que escribe mensajes determinados. También se encontrará más visible botón que cualquiera de los amigos o contactos puedan activar el alerta, en los que tienen este tipo de tendencias suicidas.

Otra red social que tiene un sistema similar es Instagram, que también dispone de un botón de alerta para casos potenciales de personas que puedan autolesionarse. También se identifican etiquetas o hashtags que disparan los alertas por parte de la inteligencia artificial que detecta la posibilidad de un peligro para la vida de uno de los usuarios.

Si algún usuario detecta que otro podría estar considerando infligirse algún tipo de lesión o incluso la muerte, puede hacer el reporte anónimo, lo que hará que se active un mensaje para la persona que dice: “Alguien vio una de tus publicaciones y piensa que podrías pasar por un momento y difícil. Si necesitas apoyo, nos gustaría ayudarte”.

En este sentido, estas empresas han contratado especialistas como psicólogos, psiquiatras y terapeutas que pueden ayudar de diversas maneras a evitar un desenlace fatal en alguno de los usuarios de estas redes sociales.

Especial atención ha tenido la posibilidad de emitir alertas en personas que están realizando transmisiones de videos en directo y que pueden estar pensando en realizar alguna acción violenta contra ellos mismos, ya que varios casos se han presentado de usuarios de las redes sociales que transmiten videos de sus suicidios.

A pesar de que algunas personas son de la idea de que los suicidas no anuncian sus intenciones, sino que las ejecutan, tanto la experiencia como la opinión de algunos especialistas señalan que eso no es del todo cierto y que cualquier amenaza de lesión o autolesión por parte de una persona debe tomarse muy en serio. Ya hemos visto que muchas personas manifiestan ideas suicidas y terminan ejecutándolas. Tal ha sido el caso en la historia de algunos escritores, por ejemplo, que escribieron poemas o algunos escritos relativos a la idea del suicidio, que más adelante cristalizaron.

Tecnología contra el ciberacoso

El llamado bullying virtual o ciberacoso ha despertado las alertas de las empresas proveedores de servicios web, especialmente las redes sociales, ya que sus plataformas también tienen ese lado negativo, en el que se pueden desarrollar conductas de acoso contra personas, llegando a destruir tanto la autoestima de una persona, que pueden generar conflictos psicológicos graves que desencadenen en una desgracia, como el suicidio. Es así que este tema ha cobrado un interés muy importante, ya que puede ser una actitud bastante nociva para las personas que padecen cualquier tipo de acoso a través de las diversas plataformas de interacción social. La gigante Google es una de las que ha desarrollado mecanismos de inteligencia para determinar si existe algún caso de acoso, que pueda afectar a un usuario.

Otras aplicaciones de la inteligencia artificial

En otros ámbitos la inteligencia artificial puede contribuir notablemente con la salud mental de personas con diversas patologías. Algunas experiencias se han desarrollado para personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) o por ejemplo, para prevenir la degeneración que ocasionan enfermedades como el Alzheimer. Se trata de interpretar patrones que puedan ayudar a diagnosticar de manera temprana la presencia de diversos trastornos o enfermedades mentales y poder disminuir el impacto de ellas, con protocolos de atención especializada.

SHARE THIS