La revolución de las impresoras 3D

shutterstock_196793492 (1)(1)

Uno de los fenómenos más importantes de los avances tecnológicos de última generación es, sin duda alguna, el de las impresoras 3D. Esto debido a que puede abarcar diferentes disciplinas y ofrecer múltiples alternativas en campos tan diversos como la medicina, la ingeniería, la arquitectura, el diseño en general. La incorporación de estos dispositivos, cada vez más sofisticados, a diversos campos del saber, representa una gran ayuda para la ciencia y para los beneficiarios de esta.

Uno de los más importantes es el ámbito de la medicina, pues con estas impresoras se han diseñado prótesis y se espera que se lleguen a desarrollar órganos sintéticos que se consoliden como la opción definitiva a los problemas de trasplantes de órganos que tantas angustias ocasionan a los pacientes que esperan tanto para poder optar a un trasplante y salvar la vida. En principio se han producido con las impresoras 3D prótesis de huesos, es decir, partes duras del cuerpo, pero ahora se está trabajando en desarrollar piezas vivas a partir de las células del mismo paciente, lo que evitaría, además, los problemas de posibles incompatibilidades, que pueden presentarse en el caso de donantes externos.

El desafío en este sentido está entonces en la reproducción de órganos completos y así poder salvar la vida de miles de personas que mueren cada año esperando trasplante.

El problema en el orden de la escalabilidad es uno de los que todavía confronta el desarrollo de prototipos impresos en 3D, tanto para la medicina como para la industria en general. Estamos seguros de que esos inconvenientes serán superados, ya que todo invento siempre ha sido en principio de producción en escala reducida, pero al ir afinándose el proceso industrial, la escala de producción debe ir incrementándose y eso también tendría un efecto importante en el tema de costos para sus usuarios.

En el futuro próximo muchos procesos industriales irán incorporando esta tecnología, seguramente repuestos para vehículos, partes automotrices, muebles o artículos para el hogar, ropa, calzado y muchas cosas más.

En el ámbito de la impresión de órganos del cuerpo humano, la impresora 3D debe superar algunos retos, uno de ellos es la impresión de células y que estas logren unirse formando las estructuras necesarios que conforman las distintas partes del cuerpo, especialmente las formas laminares, como son la de la piel. Igualmente, debe superar el desafío de imprimir órganos tubulares, en las que se tendrían que combinar células distintas. De igual forma, poder imprimir piezas que sustituyan órganos de alta manda y que funcionan de manera rítmica.

Sin duda alguna, la esperanza real de poder diseñar piezas en impresoras 3D que logren salvar las vidas de muchas personas, es uno de los avances más importantes de los últimos tiempos. Incluso, una alternativa que está vinculada de alguna manera a la clonación.

SHARE THIS